Cuidado

Cuidados para el Jar Calatea

Simplemente no nos podemos resistir de la hermosura de las Calateas y sus patrones. Es por eso que decidimos usar tres especies diferentes de Calateas en nuestros Jars.

Las plantas Calateas

Las tres especies de Calateas tienen un aspecto distintivo y llamativo. Aunque sus apariencias difieren, sus hábitos de crecimiento y resistencia son similares. Una combinación balanceada de belleza y dureza.

Condensación

La condensación es parte del ciclo natural del agua dentro del Jar, y es un gran indicador de cuán adecuada es la posición de su Jar. Idealmente, un lado del Jar se empañará durante el día. La planta necesitará aproximadamente una semana para aclimatarse a un nuevo lugar.

Si el Jar está completamente empañado después de 2 semanas, es probable que la temperatura en el lugar no es constante y cambia con frecuencia. Intente mover el Jar a un lugar con una temperatura más estable. Si esto no funciona, deje el recipiente ligeramente abierto durante un día o dos para equilibrar la humedad. O abra y levante la parte superior para limpiar la humedad con unas toallas de papel limpias.

Hojas amarillas o marrones

Es normal ver puntas en las hojas amarillas o marrones. Si la decoloración se extiende por toda la hoja, puede ser que la hoja está enferma. Esto no significa necesariamente que la enfermedad se extienda por toda la planta, pero si lo desea, puede abrir el frasco y retirar la hoja descolorida.

Manchas obscuras en las hojas.

Grandes manchas oscuras y de humedad en las hojas son un signo de una infección en esa parte de la planta. Estas manchas pueden crecer con el tiempo y eventualmente la hoja podría caerse. Si una hoja tiene una mancha como esta, abre el Jar y quita la hoja afectada.

Hongo en una hoja

Las hojas enfermas son propensas a atraer hongos. Si ve una alfombra de hongos formándose en una hoja enferma, abra el Jar y lave con agua cualquier hongo visible.

Insectos

Insectos a veces pueden emerger de la tierra. Pequeñas moscas o arañas por lo general no causan ningún daño. Pero si lo desea, puede abrir el Jar y soltarlos. Las orugas, sin embargo, tienen un gran apetito y dañarán las hojas. Si ve hojas comidas, son señales de orugas y recomendamos que vigile su Jar. Encuentre y retire la oruga, y las hojas dañadas para prevenir enfermedades.

Tierra suelta en el interior

Hacemos nuestro mejor esfuerzo para preparar el Jar para los peligros que el transporte plantea para un producto frágil. Sin embargo, si el Jar ha sido volteado o agitado demasiado, durante el transporte, la tierra se puede derramar sobre el vidrio. ¡Sería una pena dejar que eso arruine la vista del Jar. ! Esto se puede resolver fácilmente abriendo el frasco y limpiando el interior con unas toallas de papel limpias.